Inicio » Obtener una hipoteca fija o variable con Web Hipotecas

Obtener una hipoteca fija o variable con Web Hipotecas

por Redacción

La primera gran decisión que se debe tomar cuando se compra una casa es elegir el tipo de hipoteca que se utilizará para la adquisición de la vivienda. Es posible escoger entre una hipoteca fija o variable.

Cada una de estas tiene características y particularidades únicas, lo importante es conocer en qué consiste cada una, sus diferencias, cómo funcionan, las perspectivas económicas y la situación personal del solicitante. 

Web Hipotecas es una empresa que ofrece a sus clientes una asesoría completa para el éxito de la gestión de hipotecas inmobiliarias, ya que estudia las mejores opciones según el perfil económico de las personas, ayudándolas a elegir entre la de tipo fijo o variable.

Hipoteca de interés variable

La hipoteca variable cuenta con un tipo de interés que puede cambiar a lo largo del tiempo. Regularmente, las hipotecas son revisadas cada seis meses o anualmente, permitiendo el ajuste de los intereses según las necesidades del cliente. 

El tipo de interés variable de una hipoteca se calcula basándose en el índice de referencia más un diferencial y, con este fin, Euribor hipotecarios es el índice más utilizado. Asimismo, las hipotecas variables cuentan con una cuota inicial más asequible, por eso permite alargar más los años de hipoteca y sus comisiones son menores. 

Si se cuenta con un presupuesto justo donde se utilicen todos los ahorros para la hipoteca, la mejor opción es optar por una hipoteca de tipo variable. Con las hipotecas variables la cantidad de dinero a cancelar cada mes no depende de la persona, sino del tipo de interés actual.

¿En qué consisten las hipotecas de interés fijo?

A diferencia de las hipotecas variables, los préstamos a tipo fijo mantienen el tipo de interés, es decir, siempre será igual. Este tipo de intereses, al ser rentables, representan una gran ventaja para el cliente porque siempre sabe que va a pagar sin que se sufra alguna alteración en el tiempo.

Otra virtud de las hipotecas con intereses fijos es que tienden a ser menos costosas a largo plazo, ya que el tiempo del pago suele ser más corto y los intereses, en total, serán menores.

Por último, los bancos ofrecen hipotecas de este tipo mucho más asequibles con intereses de, más o menos, el 3% o incluso menos.

En conclusión, lo más importante a tener en cuenta en el momento de hacer la elección entre una hipoteca de tipo variable o fijo es la situación personal de cada persona. Por eso, Web Hipotecas ayuda a sus clientes con el estudio y la elección del tipo de hipoteca a elegir según las necesidades de las personas.

También te puede gustar